¡Winter is here!… literalmente. Desde la segunda mitad del mes de diciembre hemos estado sumergidos en el frio del invierno, y hasta que no llegue el calor del sol que anuncie el inicio de la primavera lo más seguro es que debamos salir a las calles con nuestros abrigos y bufandas; además de dormir durante la noche bajo las sábanas, claro está. 

Todos sabemos lo desagradable que puede llegar a ser el frio, tan molesto a veces que no apetece el mover ni un solo el dedo para no sentirlo, tan incómodo en algunos momentos que te crea un dilema entre salir de tu cama para satisfacer tus necesidades o quedarte en ella bajo las sábanas viendo videos en internet. 

Supongamos que reuniste fuerza suficiente y decidiste el salir de tu cama, una de las cosas que seguramente te vendrá rápido a la mente es el prepararte alguna bebida caliente. Por lo tanto, y como todos hemos vivido ese momento desagradable, te presentamos algunas bebidas calientes que te pueden ayudar a soportar mejor el frio: 

1- Chocolate caliente: Probablemente la bebida del frio por excelencia. Tomada por personas de todas las edades además de tener una preparación sencilla, basta con poner a calentar una taza de leche en el microondas por unos 2 minutos y después agregar el chocolate (Colacao, Nesquik, Cacao, Chocolate en pequeños trozos, etc.). Esta es una bebida que no tiene tantos prejuicios como otras, el café por ejemplo, por lo que es consumida por tantas personas sin problemas. 

¿Quién pensaría que antiguamente las semillas de donde viene el chocolate, el cacao, eran empleadas por los pueblos mesoamericanos y los Mayas como moneda para el intercambio de bienes? ¿Quién pensaría que para estos pueblos este fruto estaba ligado a sus creencias espirituales?… Vaya, creo que ya no compraré chocolate en el mercado con los mismos ojos.

2- Café: Y ya que mencionamos al café, también se debe mencionar en esta lista. Este es una exquisitez para muchas personas a nivel global, pues es una bebida que se puede disfrutar en cualquier día del año, sin contar que en algunos sitios es muy común su consumo desde edades tempranas, como en Arabia Saudita, Brasil, Colombia, Ecuador, parte de La India, Venezuela, etc.

 Su preparación es también muy simple, aunque se puede preparar de diferentes maneras, pero lo necesario es agua hirviendo, café molido y azúcar; esto sin hablar de todos los tipos de cafés que se han inventado a partir de esa base: Café con leche, Latte, Macchiato, Frapé, Mocaccino, Capuccino, Al Pacino, etc. 

¿Sabias que la palabra <<café>> proviene del árabe <<Qahhwat al-bun>> que se traduce como <<vino de grano>>? Esto causó que los europeos llamaran a esta bebida como el <<vino árabe>>. 

 Con el paso del tiempo el <<Qahhwat al-bun>> pasó a llamarse <<Qahwah>>, después se llamó <<Kahveh>> en Turquía y, al final se convirtió en <<Koffie>> en holandés y <<Caffe>> en italiano. 

Vaya dato pertur… interesante.  

3- Infusiones: La competencia del café por excelencia, lo cual es irónico, pues técnicamente el café es una infusión, ya que ambos son frutos o especias y/o hierbas que, al ser introducidos en agua hirviendo, crean la bebida. 

Aún así, puedo apostar que alguna vez te han hecho la pregunta ¿Deseas un té o un café? Y no es de extrañar, pues las dos bebidas tienen en común que tienen una amplia galería con respecto a las combinaciones, la diferencia es que tienen una base distinta, café o la hierba y/o especia que se le eche al agua. 

En este caso, dejando al café de lado, podremos encontrar un amplio abanico de posibilidades con respecto a las infusiones de hierbas o especias: Manzanilla, Poleo-Menta, té verde, té rojo, tila, mate, infusión de otoño, etc. 

4- Limonada Caliente con mantequilla: Esta bebida es lo más cercano a consumir una tartaleta de limón en forma líquida, por eso estoy seguro de que te gustará. 

Esta es una bebida no muy común, lo cual la hace interesante a su vez que deliciosa, consiste en mezclar agua hirviendo con jugo de limón para después agregar un poco de mantequilla derretida y azúcar, también se le puede agregar un poco de canela para que tenga más sabor, pero esta es opcional. 

¿Raro? Pues si ¿Delicioso? También.

5- Vino caliente especiado: Un caso extraño, pero común en las zonas frías; no solo en España, también en el mundo. La idea es calentar el vino, preferiblemente tinto, y agregarle frutas y especias. 

Cada país tiene su receta particular, en Moldavia se le agrega pimienta Izvar, en Turquía tienen su versión dulce llamada <<Sicak Sarap>> donde se le agrega azúcar y en Polonia la bebida ha gustado tanto que han aplicado dicha técnica con la cerveza. Pero tú puedes prepararlo como más te guste. 

Y bueno, estas son algunas bebidas que puedes preparar rápidamente en la comodidad de tu hogar, así no pasarás mucho tiempo en el pesado frío del invierno y podrás volver a tu cama a seguir viendo tu serie o película favorita mientras tomas un poco de esa exquisitez que preparaste y que ni los dioses nórdicos se aguantarían. 

Ahora a disfrutar del invierno.

¡Santé!

Por JR