Tengo el honor de dirigirme a ustedes desde esta prestigiosa revista para poderles transmitir el concepto y las posibilidades que hoy ofrece la Medicina Estética Facial a la cual me dedico.

Los avances tan importantes que se han producido, son debidos por una parte al progreso en la fabricación de materiales inyectables que están  siendo una revolución y una renovación constante como son los ácidos hialurónicos que con diferentes densidades y formulas existen unos específicos para labios, otros para pómulos, otros para reafirmar el cuello, otros para dar luz a la piel, etc. Y por otra parte las técnicas de inyección que se han sofisticado y mejorado gracias a la aparición de cánulas que nos permiten aplicar el tratamiento con un solo pinchazo pudiendo tratar importantes zonas que de tratarse con agujas habría que realizar múltiples inyecciones.

Qué podemos hacer hoy en una cara? La verdad es que muchas cosas. Si vamos de dentro a fuera, podemos restituir volúmenes que con la edad se van perdiendo. Los huesos de la cara disminuyen su grosor, los compartimentos grasos también se van alterando y disminuyendo su volumen y la piel por efecto de estas perdidas y por la gravedad va descolgandose, por tanto podemos devolver y mejorar sus formas incluso mejorarlas.

Por otra parte podemos actuar sobre los músculos faciales que al contraerse producen pliegues y arrugas. Pues gracias al botox podremos relajar o paralizar según convenga estos músculos de la expresión mímica dejando una mirada y una cara con aspecto relajado y con mejor textura de la piel. No quiero olvidar de los efectos positivos que tiene el botox sobre determinadas migrañas, sobre espasmos faciales y también como tratamiento para evitar la hipersudoración sobre todo a nivel de axilas.

También existen los hilos faciales, unos  espiculados cuya función es traccionar para levantar la piel y otros monofilamentos que ayudan a mejorar esas zonas descolgadas dándoles mas consistencia por estimular el colágeno.

Aplicación de ultrasonidos donde se consigue en parte reafirmar la piel y como  método de mantenimiento.

A nivel superficial tenemos los bioestimuladores que son sustancias de la propia sangre del paciente que una vez centrifugada se inyectan y se encargan de regenerar tanto el colágeno como los factores de crecimiento,  produciendo una gran mejoría en la textura y aspecto de la piel.

Y ya mas superficial esta el peeling químico o el  resurfacing con láser que eliminan esas capas de  epidermis manchadas y envejecidas, dando lugar al crecimiento de nuevas células que darán más luz y mejor aspecto a nuestra piel.

No quiero olvidarme de comentar la importancia que tiene la prevención. Una alimentación rica en frutas y verduras, buena hidratación, evitar tóxicos como el tabaco y el alcohol y no olvidar la protección solar máxima durante todo el año, nos ayudaran a retrasar los signos de envejecimiento y esa piel cuidada dará mejores resultados a la hora de aplicar tratamientos estéticos.

En resumen, hoy tenemos tecnología y productos para mantener el aspecto de la cara y del cuello mas relajada, juvenil y natural y esto en la sociedad actual tanto profesionalmente como a nivel de autoafirmación de  nuestra propia imagen, son valores a tener en cuenta para encontrarnos mejor.

Dr. Fernando de la Hoz.
Doctor en Medicina
www.efectobotox.com
Telefono 631287295