Tal vez la tendencia que más fácil me resulta incorporar a mi propio vestuario sea la de la confección a base de colores. Mi apariencia del día a día es cualquier cosa que esté confeccionada a medida ya que siempre me da una sensación de lujo y bien combinado en una combinación de pantalones y traje.

La primavera-verano del 2019 será todo acerca de llevar la confección al próximo nivel y casi regresar a la década de los ochenta. Piense en tonos vibrantes que se puedan llevar tanto de forma casual como para esa noche épica, no importa cómo prefieras estilizarlos. Las pasarelas serán testigo de cada color del arco iris en lo que a trajes se refiere, así que no te faltarán posibilidades entre las que escoger intentando seguir esta tendencia monocolor.

Escoja sus gafas de sol resplandecientes favoritas y dependerá de usted si sus accesorios continúan con el tema o entran en conflicto con él, su imaginación es el límite.

By Maddy Mirabela