¿Tienes hambre? Según un informe de la Fundación Hostelería de España, en el 2016, España contó con aproximadamente 247.577 establecimientos en el sector de la restauración, y 9.607 de estos restaurantes y puestos de comida estaban situados en la Comunidad Valenciana. Aún sin recurrir a la estadística, es bien sabido que en la Comunidad gozamos de una cantidad, calidad y variedad de establecimientos excelentes. Como te mostramos con mucho orgullo y número tras número en estas páginas, las tres provincias valencianas ofrecen mucho más que sol y playa. 

En este artículo, te proponemos una introducción a la gran variedad de opciones que puedes encontrar para satisfacer tu apetito en la provincia que alberga nuestra redacción, la de Alicante. Porque si no tienes ganas de ponerte detrás de los fogones y te apetece disfrutar de una agradable velada o tarde en familia o con los amigos, ¡no vale decir que no sabes adónde ir!

Mucho más que arroces

Para muchos visitantes, la idea de la comida (mediterránea) española viene dada por la visión dorada de una paella, pero eso no lo es todo. Es cierto, los arroces son un ingrediente indispensable para la comida valenciana, y por ende, la alicantina. Los historiadores afirman que su cultivo ya empezó con los romanos, pero no despegó hasta después de la conquista musulmana en el 711, favorecido por la gran cantidad de marjales y zonas fácilmente inundables en nuestra zona. En Alicante destacan Pego y Oliva en este sentido. No obstante, por poco nos habríamos quedado sin este maravilloso grano por la misma razón, ya que en el siglo XIV y durante un tiempo su producción quedó expresamente prohibida, por temor a las enfermedades que se podrían propagar desde las aguas estancadas dónde se cultivaba. 

Hoy en día hay más de 100 recetas diferentes para que cualquiera encuentre una a su gusto: a banda, con bacalao, coliflor y garbanzos, de rape y gambas, negro con sepia, de conejo y caracoles, con bogavante… ¡Atrévanse a entrar en una arrocería y explorar la gran variedad que hay! Obviamente, una de las mejores formas de hacerlo es frente al mar, pero si quieres empezar a juzgar un arroz, no lo hagas por la vista, sino por la calidad del caldo en el que se ha preparado. Y si quieres probar el auténtico arroz valenciano, esta denominación de origen se reserva para tres variedades de cereal blanco e integral diferentes: Bomba, Sénia y Bahía.

Como ya habréis notado en nuestra descripción, la gastronomía alicantina también se beneficia de la riqueza del Mar Mediterráneo. No dejes de acudir a los puertos y sus lonjas en busca de los mejores pescados o moluscos como los salmonetes de Calpe, la gamba rayada de Denia, o los erizos de Alicante. En la provincia de Alicante podrás encontrar desde sitios dónde sólo sirven un producto del mar hasta toda una variedad de guisos, no dejes de aprovechar los regalos de Neptuno. En definitiva, en las zonas más próximas a la costa no puedes dejar de probar la cocina marinera del litoral

La cocina alicantina se destaca por su buen gusto y los productos del mar, pero también su huerta aporta la frescura que cualquier comensal que visite la zona sabrá apreciar. Llevando por bandera la dieta mediterránea, los platos tradicionales y de innovación culinaria aportan una calidad de salud indiscutible a la gastronomía de esta zona, con recetas saludables que se extienden a lo largo y ancho de toda su geografía, al ser la tierra de la huerta y de la fruta. No hay mejor forma de calentar motores para una comida que a través de una ensalada fresca y crujiente, incluyendo unos tomates bien jugosos, o de acompañar la carne a través de unas alcachofas, pimientos, o berenjenas. 

Y como postre, a destacar la tradición artesanal de los postres de convento, los helados de Xixona, el chocolate de Villajoyosa, o si prefiere algo de fruta, las uvas como las del Medio Vinalopó, los nísperos de Callosa d’en Sarrià, o los dátiles de Elche. Acompáñelo todo por un buen vino como el moscatel de Teulada o los tintos de la comarca de Jalón, o los blancos con Denominación de Origen Alicante. ¿Prefiere probar algo dulce que le sirva tanto de postre como de bebida vitamínica? Entonces apueste por una auténtica horchata de chufa. 

En las décadas recientes el despunte gastronómico de la cocina en la provincia de Alicante ha visto un resurgir de la mano de Chefs que han sabido sacar los mejor de su repertorio respetando el producto y ofreciendo a los comensales propios y ajenos lo mejor de la tierra y el mar. Con tanto talento y tantos ingredientes de calidad, no es de sorprender que Alicante también apuesta fuerte por la innovación gastronómica y cuente con sus restaurantes y chefs galardonados con estrellas Michelin. Destaquemos la labor pionera de la cocinera Pepa Romans de Ondara o la labor de profesionales como Susi Diaz en La Finca de Elche, María José de San Román en el Monastrell, Rafa Saler en Audrey’s en Calpe, Alberto Ferruz en Jávea, o Quique Dacosta en Denia, entre otros. 

Por María Fernanda Escalona Granadillo y Alexander Van der Biest