¿Alguna vez han escuchado la frase <<Las personas construyen los países>>? Al analizarla a profundidad descubrimos que va mucho más allá de simplemente construir edificios, adoptar un tipo de religión y desarrollar una política o economía que formarán lo que es una Nación actual. 

La gente es la que coloca a un país en el mapa y la historia del mundo, y no hablamos únicamente de señalar sus límites fronterizos porque definiríamos así su territorio. Más bien estamos haciendo referencia a las personas que han contribuido para que ese territorio en particular sea diferente de otros, personas cuyas acciones o contribuciones han sido tan grandes en los libreros de la historia que cuando se menciona algún tema particular también salta la aportación de algún personaje respecto al tema, aunque sea algo sencillo.   

La historia está repleta de ejemplos, tenemos cosas como: Las contribuciones físicas de Albert Einstein, la perfección en las obras artísticas de Leonardo Da Vinci, el aporte literario de Miguel de Cervantes, las partituras musicales de Wolfgang Amadeus Mozart o de Ludwig van Beethoven, la filosofía griega de Sócrates, Platón y Aristóteles, los ideales de los Ilustrados, los mensajes en las letras de las canciones de The Beatles, el arte de Velázquez, el teatro de Shakespeare, y así millones de ejemplos hay aún más. 

La cita de hoy va enfocada a la misma temática, pero en el territorio español y en especial la zona de Alicante. Todos conocemos a muchos personajes españoles que han contribuido en la historia del país, tales como Bécquer, Cervantes, Dalí o Picasso, pero no todos conocemos a algunos nacidos en la provincia Alicantina, por lo que hoy te presentamos algunos:

Ignacio Haan: Comenzamos esta lista con un arquitecto alicantino nacido en 1758. Ignacio Haan está considerado como uno de los más importantes artífices del estilo Neoclásico en España, estilo inculcado por su maestro Francesco Sabatini quien fue un prestigioso arquitecto italiano al servicio de la Casa Real en España. 

Las obras más conocidas de Ignacio Haan se encuentran en la Ciudad Imperial de Toledo, encontrándose ahí ejemplos como La Puerta Llana de la Catedral, considerada como la puerta más moderna del templo y la única a pie de suelo de la misma; también tenemos ejemplos como el edificio de la Real Universidad, donde se sabe que el arquitecto dispuso en su interior un patio claustral con el peristilo formado por columnas de orden jónico, sin pedestales, sobre las que apoya un potente entablamento, y el Hospital de Dementes en Toledo donde el personaje se basó en los hospitales renacentistas. 

Ignacio Haan falleció en Madrid en el año 1810, pero dejando un legado muy importante que aún se aprecia en la actualidad. 

Liliana Durán: La artista a continuación nació en la ciudad de Elda en mayo del 1932, y es un claro ejemplo de cómo las cosas suceden siempre por algo. 

Liliana Durán, hija del entonces gobernador de Gerona, Expósito Durán, emigra a México con su familia tras la guerra civil española. Es en este país donde Liliana debuta en el cine y se convierte en una de las actrices más prestigiosas del séptimo arte mexicano, llegando a ser tan importante que le dio una nueva perspectiva a este arte. 

Su filmografía está compuesta por películas como:  <<Donde nacen los pobres>> de 1950; <<Noche de perdición>> de 1951; <<La mentira>> de 1952; <<Escuela de vagabundos>> de 1955, considerada como una de las mejores comedias de la historia del cine mexicano; <<El reportero>> de 1968; <<Cuando quiero llorar no lloro>> de 1973; <<Ifigenia>> de 1986; entre muchas otras.

Se puede decir perfectamente que esta actriz fue un pilar fundamental para la formación de la conocida <<Época de oro del cine mexicano>>, estando en la lista junto con otros pesos pesados de la época, tales como: Mario Moreno <<Cantinflas>>, Dolores del Rio, Jorge Negrete, María Félix, Germán Valdés <<Tin Tan>>, Pedro Infante, Katy Jurado y muchos más.

Liliana emigró una vez más a Venezuela, donde realizó sus últimos trabajos en la televisión, trabajó en las novelas: <<La mujer prohibida>> de 1991 y <<Peligrosa>> de 1994. Falleció en dicho país en agosto del 2006. 

Óscar Esplá: En esta corta lista ya mencionamos a un arquitecto que con su creatividad y diseños logró plasmar un estilo de arquitectura que se estaba perdiendo en su época, también hablamos de una actriz reconocida internacionalmente que con su actuación y su humor logró contribuir en una de las épocas más importantes del cine mexicano; por lo tanto, qué mejor manera de cerrar la lista que con un representante del lenguaje más hermoso que a su vez es el universal por excelencia, la música.

Nacido en Alicante en agosto de 1886, este compositor se estrenó como director de su en verano de 1905 de la agrupación llamada La Wagneriana, en sustitución del director titular Marcos Ortíz.

Un detalle que se debe destacar de este músico es que el orden cronológico en sus obras es confuso debido a la desaparición de muchos de sus manuscritos, pero se sabe que desarrolló música de piano, música de cámara, música de orquesta, música de conciertos, vocales, ballet y ópera. 

Entre sus obras reconocidas tenemos: <<El sueño de Eros>> y <<Don Quijote velando las armas>> con respecto a la música orquestal, tenemos en concierto titulado <<Sonata del sur para piano y orquesta>> de 1943, La <<Cantata sobre San Juan de la Cruz>> del 1970, la ópera <<La Balteira>> de 1934, el ballet <<Cíclopes de Ifach>> de 1918, entre muchas obras más. 

Después de una larga vida servida para contribuir en la música y destacarse como un gran compositor español, Oscár Esplá y Triay falleció en Madrid en enero de 1976. 

Y bien, estos fueron tres personajes que destacaron en sus respectivos géneros, pero con la diferencia de que al mencionar sus nombres también saltará la Nación española como la madre patria de estos individuos, específicamente la Provincia de Alicante. 

Siempre se aprende algo nuevo cuando indagamos en las páginas de la historia, pues seguramente han escuchado alguna de las obras de Óscar Esplá o quizás han visto alguna película o novela donde aparezca Liliana Durán o muy probablemente se han tomado alguna fotografía frente una obra arquitectónica de Ignacio Haan, todo esto sin saber el origen de las prestigiosas mentes que contribuyeron en la creación de eso que vemos u oímos. 

Tal vez a una hora de leer este artículo olviden a estos personajes o lo que hicieron para quedar plasmados en las páginas gastadas de la historia, pero hay algo que no olvidarán al escuchar sus nombres, y es que esos personajes eran alicantinos. 

Por JR.