Para esas tardes en las que quieres comer algo dulce te traemos este bizcocho esponjoso de limón. Es un clásico, nuestras abuelas siempre buscaban dar el mejor uso a todos los cítricos de temporada que inundan con su aroma los hogares mediterráneos. Es perfecto para dar un toque fresco a la merienda. Disfrútalo solo o acompañado de una taza de té o café.