Empieza un nuevo año y con él un nuevo camino en el que, día a día, nos vamos enfrentando a nuevos obstáculos en nuestras vidas personales.

Durante la Noche Vieja de año ya culminado todos no pensamos en nuestros propósitos para el nuevo año, siendo los más comunes: el ser mejor persona, tener una alimentación mejor y, como no, el hacer más ejercicio para estar más saludable y quemar las calorías obtenidas a lo largo del mes de diciembre, mes en el que muchos terminamos <<gorditos y bonitos>>.

Seamos honestos, todos nos hemos propuesto lo último alguna vez, pero ¿cuál es el pequeño inconveniente? que al inicio de cada año los gimnasios siempre están muy saturados de personas, ya sea porque muchos deseen volver a la rutina o porque quieren quemar las calorías ganadas en diciembre… especialmente la segunda opción. Por otra parte, después de un mes de estar mayormente en familia, muchos deberemos ponernos al día con el trabajo, las tareas, los exámenes, las exposiciones, reuniones, etc., lo que tiene como consecuencia que no dispongamos de mucho tiempo como para salir a correr o hacer algún ejercicio en las calles. 

Entonces… ¿Dónde podríamos realizar una rutina o serie de ejercicios si disponemos de poco tiempo? ¿Cuándo podríamos hacerla? Y, sobre todo, ¿Qué ejercicios podríamos realizar?

Las respuestas son muy sencillas. ¿Dónde? en casa. ¿Cuándo? en la mañana al despertar, en algún tiempo libre, en la noche antes de tomar una ducha antes de ir a dormir, etc. Y ¿cuáles? Tan fácil como los ejercicios que te presentamos a continuación… por cierto, se recomienda hacer un breve descanso entre ejercicios… Pues sin más preámbulos, comencemos: 

1- Flexiones de brazos: 

Uno de los ejercicios más completos que existen debido a que trabajan varios grupos musculares (espalda, pectorales, tríceps, hombros, abdomen y lumbares). Para realizar flexiones es muy importante tener la técnica correcta para no causar lesiones futuras que podrían retrasarnos en nuestro entrenamiento.

La técnica consiste en que el cuerpo debe estar totalmente alineado, formando una línea recta desde los tobillos hasta la cabeza; las manos ubicadas ligeramente hacia afuera y las piernas al nivel de los hombros; los codos deben estar cerca de nuestro cuerpo, ni muy cerrados ni muy abiertos porque pueden lesionarse; y, al momento de bajar, se debe ir lo más abajo posible y controladamente para que el rango del ejercicio sea completo.

2- Plancha: 

Siguiendo con esta guía básica de ejercicios, los siguiente en las listas son las planchas. Se considera que este ejercicio es mucho mejor que los abdominales, ya que dicho ejercicio afecta de forma nociva la espalda en general. Es el típico ejercicio que no es tan conocido, pero que trae muchos beneficios. 

Es un ejercicio isométrico que consiste en mantener el cuerpo alineado mientras nos apoyamos en nuestros antebrazos abiertos a la altura de nuestros hombros y a 90 grados, todo esto durante un tiempo prolongado.

Este es un ejercicio que mejora tu postura corporal porque anivela tus músculos superiores con tus músculos inferiores; ayuda a que tengas un abdomen más plano debido a que es un ejercicio que se enfoca en el epicentro de tu cuerpo, tu abdomen; ayuda a obtener una espalda más fuerte; ayuda a mejorar nuestro equilibrio; entre otras cosas.

3. Sentadillas:

Empezamos trabajando el llamado <<Tren Superior>>, y ahora terminamos con el <<Tren Inferior>> y ¿qué mejor ejercicio para realizar en esta parte que las conocidas sentadillas?

Pese a que hay varias manera de realizar este ejercicio, el que presentamos a continuación es el básico que consiste en separar las piernas estando de pie y flexionarlas lo suficiente para llegar casi hasta el suelo, todo para después subir con un poco de fuerza para que tu cuerpo quede alineado otra vez.

Esta práctica ayuda fortalece los músculos en todo el cuerpo, reduce el riesgo a las lesiones, ayuda a tus movimientos habituales y cotidianos, mejora la postura de tu cuerpo, favorece las articulaciones de tu cuerpo y, en general, la salud ósea.

Esta es una rutina mínima o básica, pero muy efectiva, ya que dichos ejercicios favorecen la salud personal desde diferentes puntos de vista y lo más importante, ayuda a quemar las calorías ganadas en Navidad y en cualquier otra fiesta.

<<El querer es poder>> y te podemos asegurar que las cosas no ocurren por arte de magia. Desde tu silla o cama no vas a lograr hacer nada ¿Qué tal si le das una oportunidad a estos ejercicios?… pero bueno, ya sabes lo que puedes hacer, ahora te toca decidir si lo harás.

Por JR