El Mediterráneo es quizás el mar con más historia que existe en el mundo, además de ser una de las zonas más codiciadas por la gente debido a las maravillosas vistas y ciudades que ofrece todas sus costas. Tampoco es para menos, pues ¿Cuántas cosas no habrán pasado a lo largo de la historia en dichas aguas?

Y ¿Por qué comienzo hablando del Mar Mediterráneo?, porque muchos turistas que llegan a España en temporadas como el verano desean disfrutar de las cálidas arenas, el cielo y mar azul, el sol radiante, degustar de la gastronomía mediterránea y, por supuesto, ser empapados con la maravillosa cultura española. La Provincia de Alicante en general cuenta con estas y muchas más características, y en especial la ciudad central o capital de dicha provincia, Alicante. No obstante, dicha ciudad no tiene para ofrecer al público únicamente playas. 

Por lo tanto, supongamos que eres o conoces a una persona que decide pasar unos días en esta bella ciudad, es entonces, cuando se es nuevo en el lugar, cuando surgen las típicas preguntas ¿Qué voy a hacer?, ¿Adónde voy a ir?, ¿Qué puedo visitar?, etc., y como ya mencioné anteriormente, Alicante tiene mucho más para ofrecer que solo playas y una hermosa vista al mar. 

Estas premisas son lo suficientemente sólidas para formar las bases de este artículo, por lo que busca ser una ayuda para los nuevos en Alicante, sino también un texto que resalte algunas zonas turísticas en la ciudad con algunas curiosidades sobre estas. 

Por último, se debe destacar que no se destacarán las demás ciudades de la provincia de Alicante (Elche, Orihuela, Elda, Aspe, Benidorm, etc.), por lo que todos los lugares se encuentran en la ciudad homónima de la provincia. 

Ahora, sin nada mas que comenzar, estos son algunos sitios de Alicante muy frecuentados por los turistas: 

Castillo de Santa Bárbara: Empezamos de una manera interesante, pues pocas ciudades en el mundo pueden decir que aún mantienen que reliquias que narren o describan el pasado de esa sociedad, pero aún menos pueden decir que una de esas reliquias es un castillo que todavía se mantiene, casi totalmente, en pie y al que se puede acceder con total libertad. Eso es, en cualquier ciudad, un imán para aquellos turistas que se interesan por la historia de los pueblos que visitan y que buscan llevarse algo a sus hogares más allá de unas buenas fotografías. 

El catillo de Santa Bárbara tiene una historia interesante que puede ser contada o por un guía o por las breves explicaciones e ilustraciones que se encuentran en las paredes del lugar, contando con cosas como fechas, escudos, insignias, armas, banderas, y lo más importante, el paso del tiempo que se puede comparar con los diseños arquitectónicos con los que fue remodelado el castillo a lo largo de los siglos desde su construcción a finales del siglo IX durante la dominación musulmana.  

Se debe mencionar que el castillo le hace un favor visual a la ciudad, pues gracias a su buena ubicación geográfica se puede contemplar desde las alturas toda la ciudad de Alicante y el mar, destacando entonces no solo por su historia y su ubicación, sino también por sus vistas. 

Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA): En la ciudad de Alicante existen muchos tipos de museos, pero uno de los más destacados sin duda es el de Arte Contemporáneo, también conocido como MACA. 

Este museo es conocido por ser la internacional de varios artistas prestigiosos durante el siglo XX, pues el recinto guarda obras que son reconocidas como claves en la trayectoria artística de sus autores, y se debe decir que en la manera en las que se encuentran expuestas ayudan a dotar al museo con una personalidad propia. 

Este Museo es tan importante que contiene una colección de más o menos 117 obras entre pinturas, esculturas y obras gráficas, y todas de artistas imprescindibles durante el siglo XX, tales como: Joan Miró, Salvador Dalí, Vasili Kandinsky, Manuel Millares, Pablo Serrano, Julio González y Pablo Picasso. 

Por último, se debe destacar que el museo ha ido expandiendo su colección desde su apertura en el año 1977. 

Mercado Central de Alicante: Este es una edificación que fue construida entre el 1915 y 1921, es un mercado que representa la arquitectura valenciana del siglo XX, con ornamentos del modernismo valenciano. 

Existen varios datos sobre este mercado, pues hoy en día cumple con la función de mercado municipal, pero también fue víctima de los problemas políticos del siglo XX, tal como sucedió el 25 de mayo de 1938 durante la Guerra Civil Española, donde dicho edificio y varias partes de la ciudad fueron destruidas por los bombardeos de la aviación fascista italiana procedente de Mallorca, donde murieron más de trescientas personas. 

Ahora bien, este edificio es patrimonio de la ciudad, pues no solo fue construido con un tipo de arquitectura particular y sobrevivió las consecuencias de la guerra y otros conflictos, sino que este mercado, con el pasar de los años se sigue manteniendo en pie los cual ha hecho que se convierta en un patrimonio histórico de España. 

Lamentablemente la mayoría de las personas solo ven un edificio que funciona como la sede de un mercado en la ciudad, pero muy pocos prestan atención a los detalles históricos que pueden cambiar la perspectiva de las personas sobre muchas cosas. 

El Balcón de Alicante: El sitio encargado de cerrar esta lista no fue elaborado o construido por el hombre, más bien es otro ejemplo de lo bella y perfecta que es la naturaleza. 

El balcón de Alicante es un mirador, es decir, un lugar elevado en una montaña por donde se puede apreciar la ciudad en un gran porcentaje de esplendor. 

Este es uno de los sitios perfectos para hacer senderismo en las afueras de la ciudad. Al principio puede cansar el subir la montaña, pero todo el esfuerzo se traduce en belleza al llegar a la cima, pues la madre naturaleza te recibe con aire puro y fresco obtenido de la bella y verde vegetación. 

Y el lugar no es solamente un mirador, si uno se atreve a explorar un poco más y decide entrar en el bosque, en lugar de perderse va a querer seguir caminando más, ya que la naturaleza te cautiva con su belleza y te impulsa indirectamente a seguir avanzando. 

Por último, si después de llegar estas muy cansado, puedes optar por acampar la noche en el sitio y deleitarte con el cielo nocturno que, gracias a la altura y a la poca contaminación que existe, se verá totalmente estrellado…Podrías verlo por horas sin aburrirte y si vas con algún acompañante se garantiza un tema de conversación filosófico o romántico dependiendo de las circunstancias. 

Pues bien, estos son algunos lugares dignos de visitar en la ciudad de Alicante. Lugares hay muchos más, pero para una primera visita estos sitios son excelentes y más cuando no se sabe qué hacer o cuando no hay plan o cuando ya la playa comienza a sonar aburrida. 

Por cierto, que no se haya mencionado ninguna playa en la lista no quiere decir que no se deban visitar y disfrutar, pero intentemos salir de la zona del <<cliché>> y disfrutemos de las cosas que nos pueden ofrecer las ciudades que visitamos. 

¡A disfrutar de la ciudad!

Por JR.